Open Data. Open Government

Defender la apertura de datos no tiene nada que ver con política sino con nuestro deber y derecho como ciudadanos a mejorar una Sociedad a la que pertenecemos.

scroll

Corren malos tiempos para la lírica. Ultimamente, parece que las únicas iniciativas públicas aceptables son medidas de ahorro cortoplacistas. Y, sin embargo, creo que, ahora más que nunca, en un mundo que parece un futbolín, nuestro país debería invertir dinero en hacer que nuestros datos públicos sean accesibles por los ciudadanos que los financian.

El concepto es tan estúpidamente simple que parece revolucionario: si no tenemos nada que esconder, si estamos orgullosos de lo que hacemos ¿Por qué deberíamos ocultarlo?

El movimiento Open Data lleva esta filosofía más allá y defiende que determinados datos, en manos de organizaciones privadas o públicas que restringen su acceso, deberían ser puestos a disposición del público, sin limitaciones de acceso, por interés del bien común.

[quote]Si un gobierno no favorece la apertura de datos, está implicitamente en contra. Deberiamos preguntarnos por qué.[/quote]

En el caso de las empresas privadas, la necesidad de acceder a sus datos por el bien común puede ser discutible pero, dejando a un lado estereotipos preconcebidos y convencionalismos… [highlight]¿Alguien pueden encontrar alguna justificación para que un gobierno oculte información a sus ciudadanos?[/highlight]

Hay empresas y organismos públicos que han apostado por esa filosofía con resultados espectacularmente exitosos pero, sin embargo, en España las iniciativas similares son escasas y aisladas.

[typography font=”IM Fell DW Pica” size=”24″ size_format=”px”]Open Gonvernment[/typography]

El Open Government o Gobierno Abierto es una doctrina política que cree que la actividad del Gobierno y la Administración Pública deberían ser completamente transparentes para los ciudadanos a los que dicen servir.

Para conseguirlo, se apoya en las ideas del movimiento Open Data y defiende que las instituciones públicas deberían facilitar el acceso a esta información pública de manera libre, sencilla y clara, permitiendo de esta manera que los ciudadanos puedan realizar un control de la acción de gobierno.

En España, aunque los conceptos de Open Data y Open Government son bastante conocidos en ambientes técnicos, [highlight]el público general apenas los conoce ni entiende el alcance de los mismos[/highlight].

La defensa de la apertura de datos no tiene nada que ver con política, sino con nuestro deber y derecho como ciudadanos de mejorar una Sociedad en la que supuestamente creemos. Por eso, es importante que ayudemos a concienciar a la gente para que exija al gobierno dicha apertura. Sobre todo cuando, como técnicos, sabemos que cuesta lo mismo proporcionar los datos como un fichero de texto tabulado -fácil de procesar- que en formato PDF.

Algunas iniciativas, como el Desafío Abredatos o Adopta un Senador están intentando popularizar la apertura de datos entre el público general. Tímidamente, empiezan a aparecer algunas iniciativas públicas como el proyecto Aporta, pero queda MUCHO camino por recorrer. Todavía podemos encontrar situaciones surrealistas como ver como se emplea dinero y recursos públicos en evitar que aplicaciones desarrolladas desinteresadamente por terceros funcionen correctamente.

Si estás interesado en conocer más sobre el tema y quieres ir mas allá de este articulo, [highlight]te recomiendo que acudas el 18 de enero, a las 19:30h, al evento que organizan los camaradas del metal de FamerDev[/highlight].

[box type=”note” style=”rounded” border=”full” icon=”none”]Open Data: Modelos de datos abiertos

Espacio CAMON

Plaza de Moncloa, 1; acceso por Princesa.

MADRID

+ info

[/box]