Objetivos para 2016

scroll

Por séptima vez consecutiva, escribo mis propósitos para el nuevo año que empieza, con el objetivo de tener una guía que me ayude a no olvidar de donde vengo y, sobre todo, a donde quiero ir.

2015: más que un año, una aventura

2015 ha sido un año complicado, en todos los sentidos, pero que nunca olvidaré, porque fue el año en el que nació Dani, mi hijo pequeño.

dani

Como siempre, me gusta empezar repasando los objetivos que me marqué el año pasado:

VOLVER A PROGRAMAR: Lo hice. Apenas una prueba de concepto sobre un listing de ofertas de empleo “diferente” que enseñé a unos pocos amigos, pero conseguí mi objetivo: volver a programar, con todo lo que ello implica. Repositorios, Hosting, Bases de Datos… HECHO .

CORRER UNA MARATÓN: La corrí… y, milagrosamente, la acabé, porque lo hice lesionado. Correr así fue una de las estupideces más peligrosas que he hecho en mi vida. Tanto que creo que, en este caso, disfruté y aprendí más de un viaje que incluyó la media maratón de Avila y de Donosti, que del destino. HECHO .

LLEVAR OTOGAMI A EEUU: Lo llevamos. O mejor dicho, lo hicimos con Runnics -nuestra otra web- que en EEUU se convirtió en fastblr.com. Invertimos el tiempo y dinero suficiente como para aprender que no teníamos el tiempo y el dinero suficiente como para poder hacerlo BIEN. HECHO .

IR A COMER CON MOLPE Y QUE PAGUE ÉL: Fue, sin duda, el objetivo más difícil de cumplir. Tuve que amenazar a Molpe para que me invitara ante la posibilidad de tener que añadir este objetivo por tercer año consecutivo. Lo conseguí. Y hasta hice una foto para inmortalizar el acontecimiento… HECHO .

molpe

HACER JORNADA INTENSIVA TODOS LOS DIAS: Lo intenté… pero no lo conseguí. De hecho, este año ha sido un absoluto fracaso en ese sentido. No sólo no he hecho jornada intensiva, sino que la mayoría de los días he trabajado 10 u 11 horas en la oficina… para luego seguir trabajando en casa. Y no he sido un ningún héroe, sino un estúpido que ha arrastrado a todo su equipo a una dinámica de trabajo agotadora. FALLO .

¿Y en 2016?

He acabado 2015 agotado, física y mentalmente. Y, lo peor de todo, es que creo que mi equipo está igual. Hemos luchado para que nuestra startup tuviera sentido financiero y… creo que lo hemos conseguido, pero en el proceso nos hemos dejado el alma.

En 2016, quiero centrarme en divertirme y hacer que los que trabajen conmigo se diviertan. Puede sonar un poco frívolo, pero cuanto más me he divertido y disfrutado con mi trabajo, más productivo he sido.

Es difícil conseguir divertirte y disfrutar de tu vida profesional -o de cualquier otra cosa- si descuidas tu vida personal. Así que, este  año intentaré equilibrar mejor las dos y, por eso, estos son mis objetivos:

TRABAJAR EN LA EMPRESA MÁS DIVERTIDA DEL MUNDO: Aunque para conseguirlo tenga que cambiar, revolucionar, vender o cerrar la mía. Hoy por hoy, no descarto ninguna opción. Ni siquiera empezar a dar servicios a terceros. Sé que va a ser el objetivo más difícil de cumplir, porque no depende de mi por completo, pero también el más ilusionante. Y creo que, la mejor manera de conseguirlo será…

SALIR DE TRABAJAR, COMO MÁXIMO, A LAS 18:00H: Quizás hacer jornada intensiva todos los días es muy ambicioso. Pero para alguien que no llega a trabajar más tarde de las 8:30h y no emplea más de 30 minutos en comer, salir a las 18:00h significa trabajar 9 horas todos los días. Si no me da tiempo a hacer algo en ese tiempo, tendré que aprender a delegar o priorizar mejor. El resto del tiempo, lo dedicaré a mi familia -especialmente, a mi mujer- y a mis amigos. Bueno, y también a…

SACARME EL CARNET DE CONDUCIR: Con 38 añazos aún no lo tengo y, la verdad, no me hace ninguna ilusión, pero durante 2015 mi mujer me ha pedido por primera vez que me lo saque. Con dos niños pequeños a los que llevar y recoger del colegio, que los dos padres tengamos carnet de conducir nos proporcionará una flexibilidad logística de la que ahora no disfrutamos.

PREPARAR DOS MARATONES: Y digo preparar que no acabar, porque me he dado cuenta de que, para mi, la maratón no es más que una excusa para intentar tener una alimentación ordenada y una buena forma física. Que las acabe o no es lo de menos. De momento, ya me he apuntado a la de Madrid. Y, para la segunda parte del año, lo más probable es que elija la Nocturna de Bilbao.

REVIVIR MI BLOG: este es el único post serio que he escrito en mi blog desde hace un año. El diseño está roto, el formulario de contacto dejó de funcionar, se cae cuando hay más de 30 usuarios concurrentes… este año intentaré devolverlo a la vida, recuperar la Comunidad que ahora sólo atiendo en la Bonilista.

TARUGOCONF: Lo que empezó con un “no hay huevos de crear el evento al que siempre quisiste asistir” ha ido creciendo hasta convertirse en algo más grande… aunque aun no sepamos hasta que punto. Lo que si está claro es que ya tiene una web y un lugar, fecha y hora: el 16 de septiembre de 2016, en Madrid, a las 9:30h.

¿Y tú?

El año pasado animé a la gente a que se sumara a mis propósitos de año nuevo, comentándolos o escribiendo los suyos propios. Algunos camaradas del metal lo hicieron -¿Se habrá casado Paco Mesa?- y es bonito poder leerlos 365 días después.

Si te animas a acompañarme en esta aventura a pesar de que haya maltratado esta bitácora, no hace falta que recordarte que hoy más que nunca, mi blog es tu blog y con tus comentarios siempre lo enriqueces y mejoras ¡Gracias por estar ahí!