Los cinco 9s

scroll

Si existiera el nirvana informático, se llegaría al mismo al conseguir las famosas “cinco nueves” o lo que es lo mismo, un 99,999% de disponibilidad. Para alcanzarlo, tu aplicación podría estar caída o no disponible un máximo de cinco minutos… al año.

cinco-nueves

Cada nueve que añades a tu nivel de servicio incrementa varios ordenes de magnitud el coste de desarrollo y mantenimiento. Para conseguir los cinco nueves, no sólo el software tiene que ir fino Pochettino, sino que debes contar con una arquitectura que te permita hacer despliegue continuo y una infraestructura de hardware redundante y distribuida que te haga inmune a la caída de un servidor… o de un CPD entero.

Para que nos hagamos una idea del nivel de exigencia de los cinco nueves, Amazon sólo se compromete a una disponibilidad del 99,95% -entre los 3 y los 4 nueves– o lo que es lo mismo, un tiempo fuera de servicio de un máximo de cinco minutos a la semana. Un nivel de servicio que, en 2013, con el apagón de varios de sus CPDs, no han cumplido ni por asomo.

¿Hay vida más allá de los cinco nueves?

Si quieres cumplir los cinco nueves, olvídate de cambiar de hosting o modificar tu configuración de DNS. La pregunta es ¿realmente importa? Es EXTREMADAMENTE difícil conseguir las estadísticas de disponibilidad de una web, pero en el lejano 2007, Pingdom publico un informe de disponibilidad donde se podía comprobar que sólo 3 de las 20 webs más populares alcanzaban los cinco nueves.

Google, el Cherif que dictamina lo que está bien o mal en Internet, dice que estar caído un día entero no afectará a tu posicionamiento en buscadores si la hecatombe se produce de forma esporádica, como explica Matt Cutts en este video:

[thb_video url=”http://www.youtube.com/watch?v=4eYJuT0yGrI”]

Me daría con un canto en los dientes si Otogami llegara a los tres nueves, pero ahora mismo estamos en algún punto entre los dos y los tres.

He trabajado en proyectos que buscaban los cinco nueves, pero los presupuestos eran GIGANTESCOS. Mucho más grandes de lo que el cliente medio español estaría dispuesto a pagar. Si ofreces servicios informáticos y algún cliente te exige que garantices más de 2 nueves en una oferta, sal corriendo. Cuando hablamos de compromisos de disponibilidad, la pregunta que tienes que hacerte es ¿Cuantos nueves estarías dispuesto a asegurar si te jugaras tu coche o tu casa?