Cómo preparar un Demo Day

Hace un par de semanas estuve en Berlín presentando Otogami/Runnics en el Demo Day de la aceleradora Plug and Play, uno de nuestros inversores. El Demo Day es el día con el que suele acabar el programa de aceleración de las incubadoras y aceleradoras de startups y consiste en presentar a inversores los avances, tanto técnicos como comerciales, que se hayan alcanzado durante el mismo.

En este artículo, quiero compartir todo lo que aprendí preparando el Demo Day y los materiales que preparé, por si a alguien le pueden servir como punto de inicio para crear los suyos.

Bonilla presentando en el Demo Day de Plug and Play en Berlin

Aunque cada aceleradora tiene su propio formato de Demo Day, la agenda suele ser bastante similar. Cada startup dispone de 5 minutos para presentar, seguidos de un turno de preguntas.

Cualquiera que haya dado una charla sabe que, cuanto menos tiempo dura una presentación, más trabajo tienes que dedicarle. Es fácil contar lo que haces en media hora, pero cuando sólo dispones de cinco minutos tienes que trabajar mucho tu mensaje, limpiarlo de aristas y despojarlo de florituras para quedarte con lo que realmente quieres contar.

Entre el día de la presentación, la creación de los materiales y los ensayos, es fácil que necesites al menos una semana para prepararlo todo:

  • Guión: supedita TODO a la charla que vas a dar. La presentación sólo debe ser un apoyo a lo que estás diciendo, no al revés. Y escribe un guión. Aunque seas un genio improvisando, siempre será algo a lo que te podrás agarrar.
  • Presentación: las diapositivas en sí. Hazlas con Keynote, Powerpoint o Libre Office, pero lleva SIEMPRE una versión en PDF, el único formato que funcionará en cualquier ordenador.
  • Argumentario: después de tu charla, comenzará el turno de preguntas y respuestas. Intenta preparar las más obvias o, al menos, las más comprometidas.
  • Showreel: antes o después de tu charla, puede que te den un pequeño stand para poder recibir a inversores y medios. Prepara una pequeña presentación en bucle que muestre lo mejor de tu empresa.

La Presentación

Hay múltiples teorías sobre cómo estructurar tu presentación, desde las que dicen que lo mejor es una demo en vivo hasta las que apuestan por un máximo de 3 diapositivas que sólo muestren una foto y un mensaje. Da igual cómo la hagas mientras no dejes de explicar 3 cosas básicas:

  1. El problema que intentas resolver
  2. Cómo lo vas a hacer
  3. Cómo pretendes ganar dinero haciéndolo.

Eso sí, ten en cuenta que cuantas más diapositivas incluyas, menos te podrás concentrar en el discurso.

[gview file=”https://dl.dropboxusercontent.com/u/3320460/otogami-demoday-berlin-JUN14.pdf” save=”1″]

El Argumentario

Prepara las preguntas y respuestas en el idioma en el que se celebre el Demo Day. Un turno de preguntas mal preparado puede tumbar una excelente presentación. En tu mano está convertir un problema en una oportunidad.

[gview file=”https://dl.dropboxusercontent.com/u/3320460/otogami-demoday-qa.pdf” save=”1″]

El Showreel

Mientras en la presentación principal se recomienda la contención, aquí, lo recomendado es todo lo contrario. Utiliza transiciones vistosas entre las diapositivas y efectos que capten la atención de alguien que pueda verlo de refilón.

[gview file=”https://dl.dropboxusercontent.com/u/3320460/otogami-showreel-demoday.pdf” save=”1″]

Consejos y Trucos

  • Haz pausas. No hables como un robot: en un formato que sólo proporciona cinco minutos de tiempo, es muy común ver como la gente intenta condensar la mayor información posible. Sin embargo, si te permites el lujo de introducir pausas o incluso preguntas a la audiencia durante tu charla, llamarás mucho más la atención. No hace falta contarlo todo, sino dejar a la gente con ganas de saber más.
  • Ensaya con público: puede que repitiera mi discurso unas 30 veces en la habitación de mi hotel antes de ir al ensayo, pero la primera vez que intenté presentarlo en público me trabé 7 veces seguidas en la primera diapositiva. Es MUY diferente ensayar sólo que con gente mirándote. Menos mal que yo me di cuenta el día anterior al evento.
  • Incluye SIEMPRE un call to action final: puede que no estés buscando financiación, sino clientes o publicidad en medios. Da igual. Sea lo que sea que busques con tu presentación, que quede claro lo que quieres y cómo pueden contactar contigo los posibles interesados.
  • La charla no es el trabajo final, sólo el principio: después de las charlas, si hay tiempo para hacer networking, ¡utilízalo! Si de algo me arrepiento, es de “haber seguido el guión” del evento. Haber esperado a los inversores en mi booth, en vez de asaltar a los grupos de personas que estaban reunidos, soltarles mi tarjeta y preguntarles qué les había parecido mi charla.
  • Utiliza el Demo Day para pararte a pensar sobre lo que estás haciendo: puede que no consigas inversión o ningún contacto, pero nadie te podrá quitar el tiempo que dediques a reflexionar sobre tu propio negocio.
  • Javi

    Me parece muy acertado ese enfoque en SEO desde Q2.

    Simplemente por curiosidad, ¿el SEO lo hacéis vosotros mismos, tenéis a alguien in-house o tiráis de freelancers?
    Nosotros vamos a ponernos serios con el SEO ahora y no sabemos qué hacer…

    • Ahora mismo, contamos con la ayuda de Pepe Reynolds que nos echa una mano y con la experiencia de Salva Portillo -nuestro socio en Runnics- que tiene muchos tiros pegaos con foroatletismo.com

  • Carlos F.

    Muchas gracias por compartir esta información, David!

  • jmarranz

    De acuerdo a la presentación veo que progresais adecuadamente, aunque se que para vosotros no es suficiente 🙂

    Adelante

    • No Jose María, no es suficiente ni mucho menos. Una startup “de libro” tiene que tener capacidad de escalar y demostrarla con una tracción importante. Esas son las reglas de juego y cuando decidimos jugar, las aceptamos. Estamos en ello ^_____^

  • Alba Quadrado

    Hola David,

    Me ha encantado el artículo. Me queda mucho más claro los puntos importantes de un Demo Day.

    ¡Gracias !